Por qué el ramillete del Día de la Madre es una tradición respetada y significativa en el sur — 2022

¿Creciste con ramilletes del Día de la Madre para Servicios dominicales ? En una pequeña ciudad de Alabama, será mejor que creas que lo hice. Este próximo Día de la Madre será mi primer domingo de regreso a la iglesia después de una larga temporada de 'orar en casa', como solía decir un miembro de mi familia. Y dado que mamá se perdió el servicio del Día de la Madre el año pasado, no tengo ninguna duda de que está esperando un ramillete especialmente fino en mayo.

Técnicamente, mi madre debería llevar flores blancas el Día de la Madre porque su madre ha fallecido. Pero a ella no le importan las rosas blancas y no soporta los claveles. Las orquídeas están muy bien, pero su flor favorita es la rosa amarilla. Y así, durante años, hemos manipulado la regla de la flor blanca solo un toque para permitir que Aquella que debe obedecer sus rosas amarillas en el Día de la Madre.

Para los no iniciados, la tradición del Día de la Madre en el Sur es que usamos flores para honrar a nuestras madres y para reflejar su posición en la vida: ¿Está su madre aquí con nosotros? Si es así, debes usar flores rojas o rosadas. Sin embargo, si ha cruzado, debes vestirte de blanco. En otras palabras, tu ramillete no se trata de ti, se trata de ella, aunque seas tú quien lo lleve. Así que usaré flores rosas o rojas para celebrar la presencia de mi madre junto a mí en nuestro banco, mientras ella usa su amarillo en lugar de blanco para honrar a su madre en el cielo.



ramillete de rosa amarilla ramillete de rosa amarillaCrédito: David Anderson / Getty

El ramillete del Día de la Madre codificado por colores es otra forma en que los sureños se comunican sin decir nada. Cuando nos detenemos para una procesión fúnebre, les estamos diciendo a los deudos que comprendemos su dolor y lamentamos mucho su pérdida. Cuando abrimos una puerta para la persona que está detrás de nosotros, estamos expresando nuestro respeto y nuestro deseo de ayudar. Cuando 'llevamos comida' a un vecino o al salón de becas, estamos compartiendo amor y comunidad. Y cuando usamos un ramillete del Día de la Madre, decimos 'Te amo y estoy muy contento de compartir este día contigo, o' Nunca te olvidaré y siempre te amaré '.

¿Quién diría que algo tan simple como un grupo de capullos de flores clavados en un vestido de iglesia podría decir todo eso?